OURENSE 05/03/2019

ADELANTE Ourense solucionará el problema de las terrazas mediante un gran pacto de convivencia

 Hosteleros, AAVV y entidades de defensa de personas con movilidad reducida deben participar en la ordenación de los veladores.

 20 años de obsolescencia normativa (ordenanza de 1997): arbitrariedad, inseguridad jurídica y trato desigual.

 La ciudad ha sufrido una continua regresión en materia de accesibilidad.

 El Plan municipal de Movilidad nació como puro marketing y se convertirá en "papel mojado"

Ourense, 05/03/2019.- Arbitrariedad, trato desigual a establecimientos hoteleros, inseguridad jurídica, vulneración de derechos de accesibilidad, "amnistías" fiscales y sancionadoras, ... Así es el caos provocado por la pasividad de los últimos gobiernos municipales frente a la problemática de la ocupación de espacios públicos por veladores.

adelante>>Ourense buscará desde gobierno municipal una solución a este problema mediante la elaboración de un gran pacto de convivencia entre hosteleros, asociaciones vecinales y entidades asociativas de personas con movilidad reducida.

El actual grupo de gobierno no pasó del mero anuncio de aprobación de una nueva ordenanza municipal. Ante la ausencia de unas normas claras y la pérdida del control de este tipo de instalaciones, el gobierno local optó por una política represiva mediante sanciones que se vienen imponiendo aplicando la Ley Mordaza[i].

Por eso, adelante>>Ourense cree que "habrá que esperar al nuevo gobierno municipal pues el actual ha demostrado su incapacidad para articular el diálogo en torno a los problemas importantes de la ciudad."

Lo cierto es que, según adelante>>Ourense, la ciudad ha sufrido en los últimos años una continua regresión en materia de accesibilidad motivada en gran parte por la falta de capacidad para defender los derechos básicos de accesibilidad universal. Por eso, esta formación considera que el plan Móvete por Ourense quedará en "papel mojado" pues ya nació como "una pura operación de marketing de Jesús Vázquez".

Uno de los errores en la gestión de estas autorizaciones en espacios públicos ha sido la atribución de las competencias a la concejalía de comercio, como si se tratase de la gestión de espacios privados. adelante>>considera que todo el diseño y control de accesibilidad debe ser gestionada desde el área de urbanismo y, más concretamente, desde una Gerencia de Urbanismo como ha propuesto al ayuntamiento esta formación política hace ya casi un año.

La actual situación de hecho de la instalación de veladores, consentida por el gobierno local, vulnera -entre otros- los derechos de los invidentes protegidos por una normativa técnica de accesibilidad de obligatorio cumplimiento por los ayuntamientos desde el pasado mes de enero.

Así, una orden de 2010[ii], establece como condición general del itinerario peatonal accesible una anchura mínima de 1,80 metros que "discurrirá siempre de manera colindante o adyacente a la línea de fachada o elemento horizontal que materialice físicamente el límite edificado a nivel del suelo". Esta norma tiene por finalidad que un invidente pueda en su deambular orientarse con la línea de fachada.

Los espacios de la ciudad también vulneran la obligatoriedad de instalar pavimentos táctiles indicadores de dirección o de advertencia por la proximidad a puntos de peligro y son huérfanos en el uso de nueva tecnologías de accesibilidad.

En todo caso, el ayuntamiento de la capital ha tenido nueve años para adaptarse a la nueva norma y garantizar la efectiva la igualdad de oportunidades y la accesibilidad universal.

adelante>>Ourense no entiende cómo en 20 años la ciudad no ha sido capaz de garantizar la accesibilidad universal y ello pese a que el sector hostelero de la capital -a diferencia de otras ciudades- siempre se ha mostrado solidario y dispuesto a cumplir las normas.


[i] (Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Seguridad Ciudadana).

[ii] Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero, por la que se desarrolla el documento técnico de condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización de los espacios públicos urbanizados. (BOE 11.03.2010)